Entrar


Seis de cada 10 trabajadores quieren combinar el empleo a distancia con el presencial tras la pandemia

03/09/2021

La llegada del coronavirus y el confinamiento provocaron un cambio en la mentalidad de muchos trabajadores. El empleo a distancia pasó a ser una vía de escape por la que algunas empresas pudieron seguir funcionando, y aunque los empleados se vieron, de repente, ante un escenario inicialmente desconocido, un año y medio después la mayoría de ellos no están dispuestos a renunciar a él. Ni siquiera cuando las puertas de algunos centros han vuelto a abrirse: 6 de cada 10 empleados españoles quieren cumplir con su tarea de forma híbrida ―mezclando el trabajo presencial con el remoto― tras la pandemia, según el estudio Resetting Normal: redefiniendo la nueva era del trabajo publicado este jueves por Adecco.

En este informe, elaborado a partir de una encuesta realizada a 14.800 empleados repartidos en 25 países, de edades comprendidas entre los 18 a 60 años, con contratos de al menos 20 horas semanales y a los que se les consultó durante los meses de mayo y junio de 2021, se recoge un sentir favorable al mantenimiento del teletrabajo. Por un lado, siete de cada diez empleados españoles (71%) aseguran tener ya un espacio óptimo en el que desempeñarse fuera de su entorno laboral; y por otro, dentro de este modelo híbrido anhelado considerarían óptimo completar el 40% de su jornada a distancia. Sin embargo, menos de la mitad (48%) son optimistas y creen que su empresa implantará finalmente este sistema.

“Cada vez es más evidente que no volveremos a la oficina de la misma manera que conocíamos y que el futuro del trabajo es flexible”, señala Íker Barricat, director general de Adecco España. “La pandemia ha acelerado las tendencias existentes hasta el punto de que no se puede ignorar, y el éxito futuro depende de que las personas nos adaptemos a ellas”, completa.

Estas nuevas dinámicas de trabajo tienen como objetivo alterar el paradigma del presencialismo que ha existido durante años en muchas empresas. Según el informe de la compañía de recursos humanos, el 74% de los trabajadores en España dedica más de 40 horas a la semana a su jornada laboral, y más de la mitad de ellos (el 58%) afirma que podría hacer el mismo trabajo en menos tiempo. Además, el 76% cree que las empresas deben revisar la duración de la semana laboral y las horas que se espera que trabajen los profesionales.

Más importancia a los resultados

Establecido el rumbo hacia el teletrabajo prolongado, los encuestados consideran necesario romper con el establecimiento de las jornadas de trabajo determinadas por turnos ―la más extendida es de 9 a 18―, y trasladar la responsabilidad de los empleados a la obtención de resultados, por encima de las horas invertidas para alcanzarlos. En esta línea se colocan el 77% de los encuestados, que afirman que los contratos deben centrarse más en satisfacer las necesidades del puesto.

Además, en contra de las conclusiones arrojadas en otros estudios acerca de la merma en la productividad que provoca el teletrabajo ―el Economist publicó uno de los más contundentes―, la percepción de quienes lo realizan es frontalmente contraria. Entre aquellos trabajadores españoles que han podido incorporarse ya a ese modelo híbrido, el 85% asegura que su productividad se mantuvo igual o incluso mejoró en los últimos 12 meses.

A pesar de que el trabajo a distancia conllevó la implementación de nuevas herramientas tecnológicas que, en muchos casos, obligaron a los empleados a mejorar sus competencias digitales, este desafío fue superado por dos tercios de los encuestados (66%). Un resultado que coloca a España por encima de la media mundial (63%). “Ahora es el momento de equipar a los líderes y a los trabajadores de por igual con las habilidades y capacidades que necesitan para reavivar la motivación y construir una cultura empresarial cohesiva”, detalla el director de Adecco.

Consulta la noticia original AQUI

C/ Major, 15
46470 - Massanassa
(Valencia)
aedl@massanassa.es